MES DE DICIEMBRE

MES DE DICIEMBRE

ME ACOMPAÑAN

sábado, 1 de diciembre de 2018

LA MARE CLONICA - LA MADRE CLÓNICA

Avui primer día de Desembre, m´he decidit a tornar a escriurer.
Començo com si fos un conte d´infants
Hi havía una vegada una nena, filla d´uns pares molt bones persones, que tenia un germá uns anys més gran .
Quan s´en anava a dormir, sempre resaba a la Mare de Deu per no somniar coses lletges.
Mare meva, per ella les coses lletges, eran que somniava amb la seva mare, més ben dit amb que tenía varies mares idéntiques que li feien pessigolles a l´esquena.
De día era una mica  arisca amb la seva mare, i no explicava el que li passava per por que li fessin de veritat.
Aquesta nena s´estimava molt, moltíssim a la seva mare que es portava molt bé amb ella, pero durant el día tenía por dels somnis que tindria a la nit.
Un bon día el seu pare li va preguntar:
Per que ets tan arisca amb la mare tant que t´estima?
-Pare perque somnio coses lletges i tinc por molta por.
-No li diguis a la mare li feria molta pena.
Jo crec que el seu pare es va equivocar amb la resposta, pero la nena va deixar de tenir mal sons amb tanta frecuencia, el habero explicat la va ajudar molt.En aquella época no es parlava de psicolegs.
En fi, una explicació que va trovar de gran es que tenia urticaria i comque li picava l´esquena per aixó somniava amb les pessigolles.
Es curiós que  hi hagi gent que els hi agraden les pessigolles s l´esquens,com per exemple en el meu marit, aquesta nena que ja es  tota una senyora no.
I ara desitjaria tenir a la mare el costat i que li fes moltes, moltes pesigolles pero només la seva mare eh!
Desde Valencia amb carinyo,

Hoy primer día de Diciembre, me he decidido a escribir de nuevo.
Empiezo como si fuera un cuento de niños.
Había una vez una niña, hija de  unos padres muy buenas personas, que tenía un hermano unos años mayor que ella.
Cuando se iba a dormir siempre le rezaba a la Virgen para no soñar cosas feas.
Madre mía, las cosas feas, eran que soñaba que su madre, mejor dicho que soñaba que tenía varias madres idénticas que le hacian cosquillas en  la espalda.
De día era un poco arisca con su madre y no explicaba lo que le pasaba por miedo a que se lo hicieran de verdad.
Esta niña quería mucho, muchísimo a su madre que se portaba muy bien con ella, per durante el día le daban miedo los sueños que tendría por la noche.
Un buen día su padre le preguntó :
¿Por qué eres tan arisca con tu madre tanto que te quiere?
-Padre porque sueño cosas feas y tengo mucho miedo.
-No se lo digas a la mamá porque le daría mucha pena.
Yo creo que su padre se equivocó con la respuesta, pero la niña dejó de tener pesadillas con tanta frecuencia, el haberlo explicado la ayudó mucho.En aquella época no se hablaba de psicólogos.
En fin una explicación que encontró de mayor es que tenía urticaria  y como le picaba la espalda por esto soñaba que le hacian cosquillas.
Es curioso que haya gente que le gusten las cosquillas en la espalda, como por ejemplo a mi marido, a esta niña que ya es una señora no.
Ahora desearía tener a su madre a su lado  y que le hiciera muchas, muchas cosquillas, pero sólo su madre ¡eh!
Desde Valencia con cariño, Montserrat Llagostera Vilaró



12 comentarios:

  1. Está bien que de nuevo hayas vuelto a tu blog.
    Siempre echamos de menos a los nuestros y queríamos poder volver por unos momentos a pasar por aquellos momentos buenos con el amor de la madre.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari-Pi-R.
      La falta de tiempo hace que ya no escriba tanto.El amor de una madre es lo más grande.Besos

      Eliminar
  2. Hola Guapa: Me contenta verte por aquí nuevamente
    A mi mamá la tengo lejos, aun así me hace mucha falta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel López Paz.
      Pero la tienes aún y aunque esté lejos sabes que está.
      Gracias por comentar.
      Un beso, Montserrat

      Eliminar
  3. Hola Montserrat, m'ha fet gràcia que la nena considerés un malson que la mare li fes pessigolles...És ben bé que cada persona és un món. però ara les troba a faltar!
    Peonets, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M.Roser i adivina qui es aquesta nena ja, ja.
      Petons i una abraçada sense pesigolle, Montserrat

      Eliminar
  4. A mi també m´agraden les pesigolles. Crec que es un poc autobiogràfica la historia no? jejeje petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jordi fill, com ho saps eh. Es que tu amb aixó t´assembles al pare.Petons i sonriures

      Eliminar
  5. Hola Montserrat, un cuento que refleja lo que añoramos. Cierto que una madre se añora cuando la perdemos, así que cuantos aún la tengan, que la amen mucho, mucho.
    Un peto.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Sor Cecilia.Es cierto lo mejor del mundo una madre buena, como lo fue la mía.Petons

    ResponderEliminar
  7. Hola Montserrat,
    Jo faig veure que no tinc pessigolles, a la meva dona la tinc ven enredada.
    Molt contents de veure aquesta nova publicació teva, esperem que no et facis esperar tant.
    Una forta abraçada de tots nosaltres.

    ResponderEliminar
  8. Hola amics de rails i ferradures.Ultimament passo poc per els blogs.Falta de temps.Gracies i ara vaig a entrar en el vostre.Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar