MES DE DICIEMBRE

MES DE DICIEMBRE

ME ACOMPAÑAN

miércoles, 9 de mayo de 2012

L´EXPLOSIÓ- LA EXPLOSIÓN


 D. JOSE MARIA FOLCH I TORRES

FOTOGRAFIA ESCANEADA DE UN  LIBRO QUE TENGO EN CASA







HE ESCANEADO ESTA HISTORIETA EJEMPLAR-SI CLICÁIS AGRANDARÉIS LAS IMÁGENES-ABAJO LA TRADUZCO AL CASTELLANO.


BONES TARDES:
Tradueixo aquesta Historieta Exemplar una de les  que van fer les delicies de la meva infantesa. El seu autor D. Josep Maria Folch i Torres, va morir quan jo tenia un any , pero el meu pare, amb va comprar noves edicions.El seu gendre el Dr. Enrich Renau i Hornos, va ser el meu pediatra i metge de la familia. 
PAU I BE 
Desde Valencia amb carinyo

BUENAS TARDES:
Traduzco al castellano esta Historieta Ejemplar, una  que hicieron  las delicias de mi infancia.
Su autor D. José Maria Folch Torres, murió cuando yo tenía 1 año, pero mi padre me compró nuevas ediciones. Su yerno el Dr. D. Enrique Renau i Hornos fue mi pediatra y médico de la familia.

LA EXPLOSIÓN

Cuando en el pueblo se tuvo la noticia de la terrible explosión que había habido en las minas, la consternación fue general, ya que eran algunos vecinos del pueblo que trabajaban allí.
-¡Hijo mío!-Exclamó Marta, cuando supo la noticia de la catástrofe-Corre, hijo mío, ves a buscar noticias de tu padre. Yo, pobre de mi, no puedo moverme de tan enferma como estoy. dicen que son numerosos los fallecidos y que son pocos los que se han salvado. Dios haga que tu padre sea de estos.
Bernat emprendió el camino enseguida. Para llegar al lugar de las minas había que andar tres horas, y eran muchos los que aquel día iban en busca de las noticias de la desgracia.
Bernat fue de los primeros en llegar y esto que sus pocos años no le daban  ninguna ventaja.
Pero corrió todo el camino, con el corazón alterado y con el afán de salir pronto de dudas.
Cuando llegó, aún estaban sacando muertos y heridos de la oscura garganta de la mina. El hospital ya estaba lleno, y aún llevaban más.
Bernat entró. Como un loco, corrió de una cama a la otra, pero era imposible reconocer a los heridos. Los que habían sufrido la primera cura iban todos envueltos, y no era fácil reconocerlos; y los que aún no los habían curado tenían el rostro tan enegrecido y descompuesto por la explosión y las quemaduras que aún dificultaba más la indentificación.
-¡Padre, mi padre!-gritaba el pobre Bernat, corriendo de una sala a la otra de el hospital.
Un interno se compadeció
-¿Como se llama tu padre?
-Bernat Gil.
El empleado resiguió la lista de los identificados y dijo:
-Es el número 36. Allí lo encontrarás.
No se lo hizo volver a decir. Sin hacer caso del gentío que había invadido las salas, ni de los gritos y las lamentaciones de las mujeres, Bernadet se abrió paso a golpes y empujones, hasta que llegó delante de la cama nº 36
¡Qué terrible impresión le esperaba! el pobre herido parecía un montón de algodón y gasa . A duras penas se le  veían los ojos.
-¡Padre mío, padre mío!-exclamó Bernadet acercándose.
El herido estaba inmóvil.
-¿Padre, no me conoce? La madre no puede venir,¡porque está tan enferma!
Quiso entonces cogerle una mano, para comprobar si el herido entendía lo que le decía.
Pero, al destaparlo un poco, vió que tenía todo el cuerpo vendado, incluidos los brazos.
-¡Padre mío, padre mío! Como debes padecer!
El médico pasó, acompañando al juez, que hacía la encuesta del suceso.
Bernadet se dispuso a escuchar bien lo que el facultativo diría de su padre.
-Aquí ahi uno que está hecho una calamidad, no creo que lo podamos salvar.
El médico se interrumpió, al oir un lloro detrás suyo. Era el pobre Bernadet, que acababa de oir la horrible sentencia.
-¿Qué es tu padre, quizás? 
-Si, si Sr. médico cúrelo, no nos lo deje morir, por el amor de Dios. Tanto que nos quería, tanto que todos lo queríamos, no nos lo deje morir Sr. médico
El médico le hizo una caricia en la cara por respuesta y prosiguió las visitas a otros heridos.
Bernadet se quedó llorando al pensar que¡ no podía hacer nada por su padre moribundo!
-¡Padre mío, padre mío...-gemía el infeliz.
Cuando el enfemero le dejó la botella y una cuchara y le dijo que debía darle cada dos horas una cucharada de aquella medicina.
Y no se olvidó, ni durante todo el día ni por la noche tampoco. El herido había hecho un movimiento de ojos como indicando que le complacía el pequeño enfermero, y eso le había llenado de esperanza.
A medianoche el enfermo se lo volvió a mirar y sus ojos se nublaron de lágrimas.
-No llore padre, no llore, que si Dios quiere se pondrá bueno. Ahora, yo soy aquí, y no me moveré hasta que todo haya pasado.
El herido seguía dando a entender, con su mirada, el agradecimiento que experimentaba.
Y, una vez que el enfermero quiso darle la medicina, el enfermo se negó a abrir la boca, hasta que vió que era Bernadet quien le daba la cucharada.
Hacia la madrugada, el enfermo volvió a caer en el mismo desanimo de antes; y cuando el médico pasó, ordenó que le administraran los Santos Sacramentos, porque había empeorado.
Bernadet lloró amargamente y cuando Nuestro Señor se acercó a la cama, lleno de fe, exclamó:
-¡Señor, salvadlo!
El herido debió oir estas palabras, porque se miró a Bernadet con más amor que nunca.
Ni un instan Bernadet dejó de observar con los ojos el movimiento del moribundo.
De repente,, oyó el fatídico rumor de la ranera...
-¡El padre ha muerto!-gimió el desventurado-¡Corred que ha muerto!.
Dos enfermeros y una monja se acercaron:
-No aún no ha muerto.
Esto puede ser tanto la ranera, como un ronquido.
En aquel momento Bernadet creyó que era víctima de una alucinación. Un hombre terminaba de acercarse a la cama, y cogiéndolo amorosamente lo abrazó, lo besó, diciéndole:
-¡Bernadet, hijo mío, soy yo!
-Padre mi padre! ¿Cómo puede ser?-exclamó Bernadet, mirándo a su padre que estaba de pie, fuerte y sano y dirigió finalmente una mirada a la cama del moribundo.
-Se han equivocado al hacer la identificación. Yo estaba en el fondo de la mina, trabajando en el salvamento, y al no verme, mis compañeros confundieron a este pobre hombre conmigo, fijándose en que tenía el pelo rubio como yo.
Bernadet se abrazó a su padre y era tan grande la emoción que sentía que apenas podía llorar.
-Vamos, hijo mío-le dijo su padre.
Pero Bernadet volvió a mirar al herido, en el momento que este se lo miraba con ojos suplicantes..
-¡Oh padre, déjeme quedar!-exclamó Bernadet-¡Pobre herido mío!¿Qué hará  sin mi?
El padre volvió a besar a su hijo y le dijo con voz enternecedora:
¡Hijo mío! Estoy orgulloso de tí, tienes un gran corazón.

El moribundo, después de dos noches de estar entre la vida y la muerte, se salvó. Pasada la crisis, nada más hubo que curarle las llagas, y esto no lo hacia nadie más que Bernadet, y el enfermo no se dejaba curar por nadie más.
Un día el enfermo pudo hablar y contó a Bernadet como desde el primer día se dió cuenta del error que había sufrido, y como presenció la escena con su padre.Le dijo el miedo que tenía que Bernadet se marchara y la alegría que experimentó cuando vió que se quedaba.
Aquel herido era el ingeniero de las minas, y no es necesario decir que tanto Bernadet como su padre fueron desde entonces protegidos por el ingeniero, que hizo que Bernadet estudiara una carrera y fuera un hombre de provecho.

Espero os haya gustado y es que D. José Maria Folch i Torres, hacía unas historias preciosas y ejemplares.
PAZ Y BIEN.
Desde Valencia con cariño, Montserrat Llagostera Vilaró
 
  

57 comentarios:

  1. Sí que es preciosa la historia. Y me gustan mucho las ilustraciones de esa época. Muchas gracias Montserrat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Fran.
      Tengo muchas historietas de estas guardadas.
      En casa siempre me educaron con unos valores muy bellos, aunque parezcan anticuados a mi me gusta que fuera así.
      Besos, Montserrat

      Eliminar
  2. Amiga Montserrat; coinmovedora histotia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Maria.
      Si que es conmovedora.
      Para mi todas las Hitorietas Ejemplares de D. José Maria Folch i Torres lo son.
      Quizá mi padre me educara un poco anticuada, pero a mi me encanta.
      Un abrazo, Montserrat

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho tu historía Montserrat, debería haber muchas personas así de caritativas y con ese gran corazón.
    He pasado por el blog de tu amiga Ana, es muy bonito.
    Muchas gracias y un abrazo fuerte desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Rosario.
    Me alegro mucho que hayas visitado a Ana.
    Sabes cuando veo dos personas que tienen afinidades me gusta decirselo y he logrado que se conocieran personas que luego han hecho amistad.
    Además creo que las dos sois andaluzas.
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  5. Muy bonita historia nos has dejado hoy, gracias por ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari-Pi.
      A mi me gustan estas historias que acaban bien y las de D. José Maria Folch i Torres, siempre tuvieron un final feliz
      Gracias por tu visita.
      Un beso, Montserrat

      Eliminar
  6. Montserrat como siempre sabes llegar al corazón con tus hermosas historias guardadas de tu infancia.
    Las historias de antes no son como las de ahora, eran hermosas y llenas de enseñanzas.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pakiba.
      La lástima es ue no guardé todos los libros, porque cn el traslado a Valencia,me desprendí de muchos.
      Por ejemplo de Josep Maria Folch i Torres, tenia Las Aventures d´En Massagran, Les Aventures d´en Pere Fi, que eran muy duivertuidos y otros.
      Ahora me los hubiero llevado todos, entonces era muy joven y no apreciaba las cosas como ahora.
      Te mando un petó, Montserrst

      Eliminar
  7. Preciosa entrada, Monserrat, me encantan las ilustracciones antiguas. Gracias por compartirlas.

    Felicidades y besos. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Maria:

      Gracias a tui por tu comentario.
      Un beso, Montserrat

      Eliminar
  8. Me ha gustado y mucho . De paso darte las gracias por recomendarme el blog "cadamaestrillotienesulibrillo" . Gracias

    ResponderEliminar
  9. Buenos días Ana.
    Es que tanto el blog tuyo, como el de Rosario, están llenos de enseñanzas y las dos sóis maestras de niños, os vi mucha afinidad.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Hola Luis.
      Muchas gracias por comentar.
      Te deseo un feliz día, Montserrat

      Eliminar
  11. Preciosa historia que tu ya de pequeña seguias ...menos mal que el padre se salvó en la explosión ,uf yo sufrí hasta que lo encontro con vida.
    gracias por tu visita yo siempre te añoro ,te gogí cariño Montse al se de Valencia ciudad que yo adoro por vivir algo con mi tio PEDRO.
    TE DESEO FELIZ FIN DE SEMANA besossssssssssssss
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina.
      Yo ya nací sendo sentimental y romántica.
      A veces me dicen que parezco del 1800, pero no es verdad, porque soy defensora de los derechos de la mujer y la igualdad.
      Me encanta entrar en tu blog.
      Besos, Montserrat

      Eliminar
  12. Nuestra sociedad, esta habida de estas historias tan humanas,pues en su tiempo,heran vividas con las esperiencias de la mina.

    Hoy en dia;con los recortes en sanidad y en servicios sociales: cuantas historias no abra? de jente hanciana y sola, y enferma?.

    Deberiamos de ser menos ahutomaticos, y detenernos para hacer las cosas mas humanas. Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola julio.
      Tienes toda la razón.
      Menos mal que hay mucha gente voluntaria que se encarga de hacer el bien.
      Lo quer pasa que las cosas buenas no son noticia.
      Gracias por comentar.
      Feliz fin de semana.
      Un abrazo Montserrat

      Eliminar
  13. Hay gente asi, que irradia amor y nos hace crrer en que puede haber un mundo algo mejor.

    me gustó mucho la historia

    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa:
      Si que hay gente buena, si.
      Lo que pasa es que no son noticia.
      Me alegro que te haya gustado la historia.
      Un beso, Montserrat

      Eliminar
  14. Tu com sempre am aquestas historias tan macas i tendras ,ets unica mols petons joana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joana.
      Que be!.
      Ja has pogut publicar el comentari.
      Doncs si noia perque de coses lletges ja ens regala prou les noticies de la TV.
      Moltes gracies amiga meva.
      Un petó molt grand, Montserrat

      Eliminar
  15. Hay gente hermosa, que cura como las medicinas, o mejor. Preciosa historieta, he pasado un buen rato. Besos alados Montse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Campanilla.
      Ya me gutarí poder volar, ya.
      Alguna vez en sueños, bueno más bien sueño que levito, como si flotara en el espacio.
      Besos, Montserrat

      Eliminar
  16. ¡Que preciosa historia Montsiña!!!!!

    He pasado un rato súper agradable e intenso leyendo con ganas de saber el final que me emocionó mucho.
    Como dice aquí campanilla, hay personas que son como medicinas tanto para el alma como para el cuerpo.
    Gracias Montse, por regalarnos estas entrañables letras.
    Te dejo mi abrazo mi gratitud y mi estima. Se muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina.
      Buenas noches.
      Ya me estoy cayendo de sueño y tus palabras me animan.
      Es cierto lo que dices hay personas que son como medicinas.
      Gracias por tu comentario querida amiga.
      Dulces sueños.
      Un beso, Montserrat

      Eliminar
  17. Muy bonita historia, muy tierna y emotiva.Me ha encantado.Feliz fin de semana amiga.Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Buenos día Mª Carmen.
    Yo tambien te deseo un feliz fin de semana.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  19. Montserrat Estupendo el post que nos has dejado feliz fin de semana saludos desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Ramón, yo también te deseo un feliz fin de semana.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo, Montserrat

      Eliminar
  20. como nos tienes acostumbrados una maravillosa historia un saludo fraterno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Me alegro que os haya gustado.
      Feliz fin de semana.
      Saludos cordiales, Montserrat

      Eliminar
  21. Montserrat, es una maravillosa historia , cargada de amor, de humanidad. Gracias, me has emocionado
    Dios te bendiga
    Con ternura os dejo un beso para toda la familia, y una grande para mi Albert
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida sor Cecilia.
      Gracias por comentar.
      Poco podría pensar mi padre cuando compró estos libritos escritos por D. José Maria Folch i Torres, que el día de mañana cuando el ya no estuviera en este mundo, yo iba a mostrar algunos en mi blog.
      Te mandamos muchos besos A ver si mi hijo Albert se encuentra mejor y vendría conmigo a verte la semana que viene.
      Petons grans, Montserrat

      Eliminar
  22. Preciosa la historia Montserrat, y me parece muy bonito el gesto que has tenido al enseñar los libros que compró tu padre. Me ha encantado amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUCHAS GRACIAS PEPE, ME ALEGRO QUE TE HAYA GUSTADO ESTA HISTORIETA EJEMPLAR ESCRITA POR D. JOSÉ MARIA fOLCH I TORRES, QUE YO HE TRADUCIDO AL CASTELLANO.
      Un abrazo, Montserrat

      Eliminar
  23. Hola Montserrat, el otro dia pase a leerte y me tuve que ir sin comentar, se me llenaron los ojos de lagrimotas.
    Hoy también, pero quiero que sepas que estos libros son dignos de ser guardados y releidos, porque reviven las emociones.
    Una bella historia de compasión, generosidad y agradecimiento.
    Un buen fin de semana y un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  24. Hola Ambar.
    Sabes, mi padre era muy sentimental y yo he heredado de él estos sentimientos.
    Aunque ya no esté de moda ser así, yo quiero conservar mi personalidad.
    Te agradezco de verdad tu comentario.
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  25. Esos libros llenos de historia, tienen un gran interés cultural,
    gracias por compartir.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Buenos días Ricardo:
    Son u nos libritos que guardo con gran cariño.
    Lástima que tenía otros de aventuras escritos por él,
    pero cuando vien a Valencia, con el traslado me desprendí de ellos.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  27. cada vez entiendo mas tu corazón, querida amiga, que cuidadoso fueron tus padres en tu educacion, hermosa historia de solidaridad y amor, saludos Monse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Amelia.
      Conforme me voy haciendo mayor, estoy más agradecida de la ecucvación que tuve.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo, Montserrat

      Eliminar
  28. Hola querida Montserrat, vengo a agradecerte la cálida visita y tus lindas palabras. Es verdad, estoy con el corazón roto, sé que lo imaginas y mi familia peor. Siento una infinita tristeza por mi tío Pedro papá de Fidel y por toda nuestra familia.
    Gracias por tus oraciones y por darme ánimo.
    Te dejo un abrazo grande grande y todo mi cariño.
    Discúlpame por no venir seguido por aquí. Volveré pronto!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria-Lourdes:
      Es que es tan duro que hayas perdido a tu primo asesinado tan brutalmente.
      No deberían ocurrir estas cosas.
      La Misa de hoy sábado noche(que ya me vale para el domingo) se la ofreceré para ellos.
      Que Dios les de fuerzas pues ha de ser muy duro perder un hijo así.
      Un beso, Montserrat

      Eliminar
  29. Es la historia más bella que he leído, aún estoy llorando. El gran corazón de un niño por salvar a su padre y el cariño para quedarse a cuidar de aquel herido, después que supo que no era quien pensaba... es hermoso.

    Sólo los niños pueden transmitir sus lindos e infantiles sentimientos, tan puros como el agua, tan transparentes como el cristal.

    Gracias por compartir esta gran narración. No he tenido oportunidad de leer nada del autor, de todas formas me he quedado complacida con esta lectura.

    Nuevamente un gran beso y un fuerte abrazo Montserrat.

    Bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo Nuria-Lourde.
      Me alegro que te haya gustado.
      Sabes cuando de pequeña leía estas historietas ejemplares, también mis mejillas se bañaban de lágrimas.
      Yo las leía en catalán, es por esto que las traduzco, para que podáis entenderlas y es que la traducción que hago es totalmente fiel al texto.
      Besos, Montserrat

      Eliminar
  30. Montse me has emocionado al leer la historia, que aunque no parezca real , parte de ella le sucede a muchos de nosotros. Mientras te leía imaginaba a mi padre a quien en su agonía yo le daba de comer y él hacía esfuerzos sobrehumanos para ponerse bien..Pero mi historia no tuvo final feliz.
    Beso para ti , desde lejos te aprecio mucho. Tienes un gran corazón.

    ResponderEliminar
  31. Hola Norma2:
    Muchas gracias.
    Sabes yo también te aprecio.
    Mira acá ahora son las 23 h.
    Hace mucho calor.
    Hoy en España hay manifestaciones del 15 M. por la situación que estamos pasando en este Pais y lo estoy viendo por la TV.a ratos
    Te mando un beso desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  32. Hola Monserrat:
    Una historia triste, pero que puede trasportarse a cualquier día de hoy...Tengo paciente así o más bien familiares de pacientes así...

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Hola Dr. Manuel:
    Lo que pasa es que esta Historieta tiene un final feliz.
    Ojalá tus pacientes también se curen.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  34. Hola Montse, no dejas de sorprenderme cada día más. Disculpa, ando un poco liado y contesto cuando puedo, ahora en un ratito lo haré.
    Sigue así, eres una mujer ejemplar!

    Saludos,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  35. Hola Francisco.
    Gracias.
    Mira yo también voy a ratitos a los blogs, voy intercalando entre mis otras tareas estos ratitos de relax.
    Tu blog hace mucho bien pues intentar hace felices a las personas es mucho.
    Un abrazo desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  36. Hola Montserrat:gracias por tus comentarios . Recuerdo tabmbién un trabajo realizado con los tapones . Se cosian y se hacian una especie de mantitas que se ponian en los coches , con el perrito que movia la cabeza( detras ) recuerdas? Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Boa noite Montserrat!!
    Uma história triste é verdade, mas muito bela também.

    Beijos e boa semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bom dia.
      Moito obrigada pelo seu comentario.
      Boa semana.
      Beijos, Montserrat

      Eliminar