MES DE DICIEMBRE

MES DE DICIEMBRE

ME ACOMPAÑAN

domingo, 4 de diciembre de 2011

LA SORTIJA




-HE ESCANEADO ESTAS PÁGINAS DE ESTE LIBRO QUE TENGO EN CASA-
-SI CLICÁIS AGRANDARÉIS LAS IMÁGENES-

BONES TARDES:
Com m´estimo aquests llibrets escrits per D. JOSEP MARIA FOLCH I TORRES e il-lustrats per el dibuixan JUNCEDA!
El meu pare m´els va donar quan era petita i son un tresor per mi.
Avui resumeixo i tradueixo en castellá aquesta historieta exemplar que es diu LA SORTIJA

BUENAS TARDES:
¡Como me estimo estos libritos escritos por D.JOSÉ MARIA FOLCH I TORRES e ilustrados por el dibujante JUNCEDA!
Mi padre me los dió cuando era pequeña y son un tesoro para mi.
Hoy resumo y traduzco al castellano esta historieta ejemplar que se llama LA SORTIJA.

LA SORTIJA

Cuando toda la pandilla de muchachos que se habían juntado a la plaza para tomar parte en los juegos de la sortija, vieron llegar a Bialet, se quedaron sorprendidos.
Y tenían toda la razón de quedarse, porque desde el verano que no lo habían visto por ninguna parte, puesto que Bialet, tenía su madre enferma, y el pobrecito no quería dejarla sola ni un momento, para que no se le muriera sin estar el a su lado.
Por esto ni iba a jugar con sus compañeros, ni accedía a sus ruegos, cuando se juntaban para ir a cazar lagartijas o a tomar un baño en el rio.
Por esto se quedaron sorprendidos al ver llegar a Bialet en un lugar de tanta alegría y bullicio.
-¿Ya está buena tu mamá?-le preguntó un compañero.
El respondió que no, moviendo tristemente la cabeza, y se giró de espaldas para que no lo vieran que iba a esclatar en lágrimas.
La sortija empezó. Los chicos gritaban llenando la plaza de un aire de alegría y de bullicio.Grandes y pequeños tenían su rostro resplandeciente de alegría. De todo el pueblo había acudido a presenciar aquella fiesta popular de expansión y sencillo divertimento..
Los chicos se alineaban, mirando con avidez la olla colgada, dentro de la cual había además del agua correspondiente, una moneda de plata, que todos habían visto como la tiraban.
Aquel que, con los ojos cerrados, rompería la olla al primer garrotazo, se llevaría la peseta.
Bialet, como había llegado de los últimos,tuvo que ponerse casi al final de la larga fila.
El ejercicio empezó. El primero no afinó mucho; así los cinco o seis primeros. los que siguieron ya se acercaban más, pero clavaron el garrotazo de ciego al aire en vez de en la olla.
Bialet sentía como latía su corazón, cuando le taparon los ojos. Mentalmente se encomendó a la Virgen, de la quera un gran devoto, para que le diera suerte al romper la olla....
Dió, con los ojos tapados, las tres vueltas de reglamento. Después avanzó con parsimonia, el garrote hacía arriba y...¡plaf! clavó el garrotazo.Rapidamente se quitó el pañuelo de los ojos y vió la olla balancearse pero aún estaba entera.
El chico que seguía inmediatamente, fue el que rompió la olla y ganó la peseta.
Bialet lo miró con tristeza, con tanta tristeza que le vinieron ganas de llorar, pero nadie se dió cuenta.
Después de aquel juego, vino el del primo con la fruta; pero en este ejercicio Bialet no tomó parte.
Seguidamente se hizo el juego de las muecas. Poniéndose una moneda de peseta en la frente, había que ir haciendo muchas contracciones con los músculos de la cara, haciendo descender la moneda hasta la boca y cogéndola con los dientes.
Tocó el turno a Bialet. Su rostro estaba plácido de emoción, y las manos le temblaban al ponerse la moneda en la frente.
Empezó a hacer muecas, y la moneda clavada en el sudor frio de su piel, no quería moverse.
Para que se desenganchara, acentuaba al pobre Bialet las contracciones, y, de esta manera, su rostro tomaba grotescas fisonomías, que todo el mundo se moría de risa. Grandes y pequeños esclataban a risotadas, cada vez que Bialet hacía una mueca; y el cuánto más se le reían más sudaba, y así la moneda se clavaba cada vez más fuerte.
De repente las facciones del pobre Bialet tomaron una expresión trágica; los ojos se le llenaban de lágrimas y finalmente esclató en un gran llanto, pero sin querer agachar la cabeza por miedo a que la moneda se le cayese..
El joven que dirigía la sortija, que era de la colonia forastera que veraneaba en aquel pueblo, corrió a ver que le ocurría.
-¿Que tienes Bialet, por qué lloras así?
Pero el no hacía caso y como en un ataque nervioso iba haciendo muecas apresuradamente, procurando reprimir el llanto.
Las lágrimas le rodaban cara abajo, y, por fin, cansado de mantener la cabeza hacía arriba, hizo un movimiento involuntario, y la moneda cayó en el suelo.
-¡Ahora yo! ¡Ahora yo! -gritó el que seguía su turno.
Pero el joven forastero, adivinaba un drama en la actitud de desconsuelo que había quedado Bialet, lo interrogó:
-¿Por qué lloras así?.
-Porque no he ganado nada contestó él entre sollozos.
-Bueno hombre, otro día ganarás
Bialet miró desconsoladamente al que tan pequeño consuelo le daba, y respondió:
-Otro día..., mi madre ya puede estar muerta.
-Pues si hubieras ganado hoy...
-Si hubiera ganado hoy habría podido comprarle aquel remedio que el médico le ha dicho que le sería la vida...
El corazón de aquel joven se sintió lleno de admiración por aquel niño que con el corazón lleno de dolor iba a prestarse a divertir a los espectadores con el afán de poder comprar la medicina para su madre.
-Vete, Bialet-le dijo, besándolo la frente, y poniéndole una moneda en la mano-.Vete a comprarle la medicina, que yo mismo me cuidaré de que de ahora en adelante no le falte de nada a tu madre.
Bialet lloró aún, pero esta vez era de reconocimiento. Y se fue rapidamente, no queriendo retardar ni un momento más el llevar el medicamento salvador a su madrecita enferma, junto con la buena nueva de que no le faltaría nunca más.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Desde Valencia con cariño,amb carinyo, Montserrat Llagostera Vilaró


23 comentarios:

  1. Siempre nos alegras, amiga Montserrat, con estas semblanzas de esas historietas entrañables, bonitas, muy bonitas.

    Feliz domingo y feliz semana.

    Luis.

    ResponderEliminar
  2. LUIS G
    -------

    Hola muchas gracias por tu comentario.
    Te deseo una buena semana.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  3. Una historia muy linda Montserrat, muchas gracias por compartirla.

    Gracias por la visita, siempre eres bien recibida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa historia, realmente conmovedora.
    Gracias por tu visita y tu preocupación por mi , cosa que te agradezco enormemente, pero estoy y me encuentro muy bien sin ningún problema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Es una historia enternecedora por el amor que siente el niño por su madre..

    Bona nit..
    Abrazos..

    ResponderEliminar
  6. JUOLINA
    -------
    Moltes gracies per el teu comentari.
    Si que una historia molt tendre.
    Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar
  7. Bonicas historias sempre ens posas i aquesta en molt tendra.

    Bona setmana i petons.

    ResponderEliminar
  8. História muito bonita Montserrat!!

    Beijos e boa semana na paz de Cristo querida!!

    ResponderEliminar
  9. Bialet se hace bueno y va por la medicina. Me ha emocionado.
    ¡Hola Montse!!!
    Siempre nos encandilas con tus, coda vez más bonitas entradas.
    Es un placer pasar por esta casa donde se respira un poco de paz, ¡y, el alma queda en sosiego amiga mía!
    Gracias por compartir tanta belleza.

    TE DEJO MI GRATITUD Y MI ESTIMA.
    Un abrazo grande y feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. PAKIBA
    -------
    Bon días a pesar de les circunnstancies, que no falti mai la tendresa deL Nadal.
    Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar
  11. CARKLA FERANADA
    ------------------
    Moito obrrigada.
    Beijos e bona semana, Montserrat

    ResponderEliminar
  12. MARINA FILGUEIRA:

    Buenos días:
    Muchas gracias por tu comentario, amiguiña.
    Te deseo muy buena semana y te mando biquiños, Montserrat

    ResponderEliminar
  13. IGANCIO CARCELÉN
    -----------------
    Gracias.
    Saludos, Montserrat

    ResponderEliminar
  14. IGLESIAS OVIEDO
    ---------------
    Me alegro muchísimo que estés bien.
    Feliz semana, Montserrat

    ResponderEliminar
  15. Magnífico el cuento de la sortija y el de la moneda en la frente,que
    antaño eran nuestros juegos preferidos. Preciosa la historia de Bialet y el recurso de la peseta para ofrecer una medicación adecuada a su madre enferma. Gracias por todo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. OLEGARIO
    --------

    Muchas gracias por tu comentario.
    Que tengas una feliz semana.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  17. MAR
    ----
    Hola Mar.
    Muchas gracias por tu comentario.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  18. gracias siempre querida y admirada amiga por regalarnos sensibilidad y belleza, besinos miles de esta amiga que te quiere un montón y te desea con cariño feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  19. Linda historia linda do seu filho querida. Gostei muito.
    Beijos e ótima semana.

    ResponderEliminar
  20. Hola Montserrat.
    Corazón bonito, con estas historias de niños tan llenas de entrañable emoción, consigues que acudan las lágrimas a mis ojos, como a los ojos de Bialet, pero de pura emoción.
    Gracias, es una bella historia.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  21. Hola Ambar:
    Gracias por tu comentario, eres muy amable.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar