MES DE DICIEMBRE

MES DE DICIEMBRE

ME ACOMPAÑAN

sábado, 2 de mayo de 2009

MI ADIOS A LA MESA DEL COMEDOR

ESTA SOY YO A LOS 21 AÑOS, EL AÑO 1970, JUNTO A MI QUERIDA MESA

Buenas tardes:

Esta mañana he escrito en catalán sobre mi Pipo.

Esta tarde escribo en castellano, ese escrito es muy importante para mi, y mi amiga argentina lo entenderá bien.

Es la historia de mi mesa del comedor.

Fue comprada en Muebles Bravo de Barcelona, junto todo el comedor y la habitación de matrimonio.
Y tanto la mesa como la libreria para mi son entrañables.
Me ha costado mucho deprenderme de ella.

Porque esta mesa, lleva los recuerdos de todas las celebraciones, y digo lleva, porque tuve la suerte de que se la quedó mi hijo mayor, para la terraza.O sea que aun podré disfrutarla cuando vaya a su casa.

Yo digo que los muebles de antes eran más fuertes.

Para mi tanto la mesa como la libreria, aunue alguien diga que son cutres, para mi tienen un encanto especial.La libreria, no la he querido cambiar.

En esta querida mesa redonda, que se alarga, anuncié a mis padres, hermano, cuñada y tia de mi marido, el embarazo de mi primer hijo.

En ella, me he reunido con muchos familiares que ya no están.

Es como si en ella estuvieran concentrados mis recuerdos y los mejores acontecimientos de mi vida.

Bueno, ahora, la nueva mesa es alargada y también se puede estirar, y cabe más gente que la otra.

Espero en ella poder celebrar muchas cosas.En ella cenará hoy mi nieta por primera vez.

Adiós a la vieja mesa. Con ella se han ido maravillosos recuerdos de mi vida.

Ya veis, que sentimental soy. A veces doy valor a las cosas de menos valor.

Desde Valencia, PAZ Y BIEN.Con caiño.Montserrat llagostera Vilaró


Y al final la hemos cambiado, junto con las sillas.El sofá es nuevo.

4 comentarios:

  1. Viste, uno se encariña con las coas materiales y luego te cuesta desprenderte de ellas. Siempre es una opción positiva, que un familiar se lo lleva y luego lo seguís viendo.
    De todas manera cuando uno parte, lo hace sin nada, es duro, pero es verdad.
    Mientras se pueda hay que querer todo lo que uno tiene. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Llevas razón a veces nos cuesta desprendernos de algunas cosas, cosas entrañables que si hablaran podrían escribir un libro. Ahora es que esta de moda desprenderse de algunos enseres aunque estén nuevos y eso si que es doloroso, que no entiendan de sentimientos, por que aquello que ha crecido con nosotros es parte de nosotros mismos. Tienes suerte, una mesa nueva para poder invitar a toda tu familia nueva y además puedes disfrutar de ella cuando vayas a casa de tu hijo. Enhorabuena por esa idea. Un beso y brindemos todos en la nueva mesa.

    ResponderEliminar
  3. Pues si Higoca.
    Chin, Chin, brindemos por la nueva mesa.
    Una abraçada.Montserrat

    ResponderEliminar